UN DÍA CON ‘un ciudadano común’: Tomás Ríos Bernal

En el año 1995 el Partido de Acción Nacional (PAN) llegó por primera vez a la alcaldía en la ciudad de Córdoba en el estado de Veracruz, México. Ha regresado 18 años después con el mismo alcalde que escribió aquella historia. Tomás Ríos ensucia su mesa al tomar desayuno, conduce su propio auto y no es perseguido por agentes de seguridad. ¿Por qué el primer proyecto de un alcalde es cambiar de lugar una fotografía al interior de su despacho?


Texto original publicado en el diario El Mundo.
Córdoba, Veracruz.
(03.01.2014)


—Bienvenido nuevamente a esta su casa señor; lo estábamos esperando —dice una mujer y detrás de ella, se abre la puerta del Palacio municipal para el ingreso de Tomás Ríos Bernal, el nuevo alcalde de la ciudad.

Este es el primer día oficialmente laborable del presidente en su segunda administración frente a Córdoba desde el año 1995.

Hoy, el Médico Veterinario Zootecnista, Ríos Bernal, no ha podido rentarle más tiempo al sueño, hacer taichí o los ejercicios habituales.

Hasta la puerta de su casa, ha llegado un equipo de reporteros del diario El Mundo en una hora en que su esposa habría preferido lanzarnos a los tres perros para dispersarnos. Sin embargo, el presidente municipal ya llevaba rato al teléfono en una entrevista en vivo para la radio.

—Mi casa, es como la de cualquier persona un día 2 de enero: soy un ciudadano común y corriente que tiene las cosas tiradas por todos lados —confiesa, pero por ninguna parte se ve el resultado del terremoto de las visitas familiares de ayer.

En su escritorio, Tomás Ríos, ultima unos detalles en la agenda del día mientras suena una canción de jazz de un artista ciego. Antes de llegar a la cocina para beber avena de un recipiente pequeño como desayuno, se despide de su esposa; un hábito religioso desde hace 36 años.

Esta mañana, el presidente luce una camisa de cuadros oscuros y un chaleco de rombos grises, pantalón color nata y zapatos chocolate.

—Mi esposa me dijo al despertar, «ponte un chaleco y ponte la chamarra». Luego me dijo cómo combinar los colores. Y yo le hago caso a la señora en todo porque siempre tiene razón —dice el alcalde y parte rumbo al palacio dejando atrás el río Toribio que cruza la zona donde vive.

En el Salón Central del Ayuntamiento, poco después de las 8:30 horas, esperan más de 100 trabajadores sindicalizados para la presentación formal de esta administración.

—Tomás Ríos es muy trabajador y muy llevadero con todos nosotros. Él es una persona que tiene mucha paciencia —comenta María del Carmen David Luna, quien ayer cumplió 50 años laborando en este municipio.

El alcalde es un tipo de dientes pequeños y pelo cano que no brinda señales de calvicie alguna. Al ingresar a la reunión con los miembros del Sindicato del Ayuntamiento, intenta saludar a todas las personas que puede. Afecto replicado casi siempre con un breve abrazo.

—Tenemos que dignificar esta ciudad. Cuando lleguen los ciudadanos —solicita el alcalde en sus palabras—, ofrezcan un café, pero mejor aún, ofrezcan una sonrisa.

—Antes, siempre llegaba mucha gente a pedir reunión con él y el alcalde siempre trataba de recibir a todas las personas que se acercaban a verlo —dice la señora David Luna y su leyenda parece repetirse 18 años después.

TRB_FACESA1

Jaime Tomás revisa su agenda en el escritorio de la casa en la que vive hace más de 13 años.


Desde las 11 de la mañana, una cola interminable se nutre constantemente de personas afuera del despacho del presidente.

Una feria laboral que el alcalde no convocó.

Octavio Martínez Rahme, el nuevo Director de Recursos Humanos, improvisó una oficina en la sala de espera de la presidencia para recibir a los visitantes cuando menos por una hora y media.

«Le traigo mi currículum al presidente»;  «necesito ayuda porque me despojaron de un terreno»; «he trabajado con él hace años».

Los requerimientos llegan por correspondencia también: «solicitud para pedir rendición de cuentas a los ex presidentes Juan Lavín y Paco Portilla», firma un desconocido.

Pero continúan llegando: «mi abuelo falleció ayer»; «hace 9 meses que no recibo la pensión de ’70 y más’»; «tengo problemas en migraciones»; «en campaña el alcalde me dijo que traiga mi curriculum».

En una entrevista previa en su despacho particular, el alcalde del mostacho blanquecino me comentó que intentó estar lo más cerca posible de la revisión de los currículum vítae que le llegaron.

—Tenemos más de mil 500 currículums y ha sido muy desgastante tratar de verlos todos —reconoció.

Minutos antes, durante la espera aquella ocasión, un hombre llegó con un folder descuidado color celeste y con una sonrisa incontenible. La secretaria preguntó qué deseaba sin quitarle los ojos de encima a la carpeta a manera de abreviar su visita mientras él miraba ansioso de un lado a otro.

No es extraño que los alcaldes reciban cientos de sujetos desinteresados para entregarse al trabajo del municipio. El imán de la administración de Armel Cid de León, el alcalde vecino de la ciudad de Fortín, sedujo a 968 postulantes.

—Quisiera hablar con ‘Tomasito’. Vengo a dejarle estos dos curriculum; uno ya está recomendado —dijo el hombre con el dedo índice sobre la firma de alguien en la parte superior.

Lo particular es que el carisma de ‘Tomasito’ daba confianza al punto que muchas veces, personas que alguna vez estrecharon su mano, apostaban por la posibilidad de un puesto en la administración.

«El primo de mi tío una vez cenó en una mesa donde estaba él; lo conoce…», lanzaban la moneda y dejaban la hoja de vida.

Hoy, pasado el medio día, el patio principal del Palacio está abarrotado de personas con las mismas intenciones. El jefe de Recursos Humanos ha vuelto a su despacho para continuar con la faena del primer día.

***

Hasta ahora Tomas Ríos solo ha tenido tiempo de estudiar los números que el Tesorero municipal le presentó hace pocos minutos. Ha observado las medallas olímpicas que un nadador discapacitado le mostró al solicitarle apoyo. Vio algunas hojas de vida y nada más. Todo el tiempo ha estado en constantes reuniones con los directores de sus nuevas áreas coordinando las primeras acciones y delegando funciones.

—La lectura es una de mis grandes pasiones y es algo a lo que no voy a poder dedicarle mucho tiempo —dice el alcalde en marcha hacia otra reunión.

De un solo tirón se ejercita sobre todos los autores por los que ha pasado desde que aprendió a leer: Edmundo de Amicis; Antoine de Saint-Exupéry; Gabriel García Márquez; Ken Follett; Santiago Posteguillo y continúa.

—Creo que leer es como un aprendizaje de la vida. La lectura te permite vivir otras cosas —reflexiona—. Hoy vamos a tener que bajarle un poco al ritmo y dedicarnos a la lectura del Ayuntamiento. Cuando menos leeré una hora al día, es lo que voy a tratar.

Nuevamente en el patio del palacio, más gente abarrota el espacio. Han llegado medio centenar de sillas para la agonía de un sueño de postulación laboral.

—Vengo desde la Sierra del Gallego —dice un señor de sombrero—. Cuando Tomás fue alcalde nos ayudó con caminos y trabajamos con él —recuerda don Carlos Altamirano quien llegó en compañía de su esposa.

 Jesús Moreno conduce un taxi cualquiera en la ciudad. Este es un ex trabajador de la Promotoría Social Rural durante la primera administración del alcalde y confirma, tras el volante de su coche, el contrato laboral de aquella época entre el municipio y la gente del campo.

—Tomás Ríos tenía un método de trabajo que hacía que las personas de las zonas rurales participen de los proyectos —rememora el taxista—. El beneficiario tenía que aportar hasta un 20% en efectivo, mano de obra o materiales de la región. Entonces, Obras Públicas mandaba un supervisor, daba los materiales y ellos mismos hacían sus guarniciones y banquetas.

—Es importante recuperar esto que se perdió en el tiempo —dice a media tarde, Tomás Ríos, algo agotado—. Así podemos estirar un poco más el recurso que tenemos. Nosotros vamos a volver a hacerlo. Es cuestión de darles un poco de cemento, grava y arena, ellos harán sus banquetas. Así no se terceriza el trabajo; el campesino sabe hacer muy bien sus propias cunetas —destaca el alcalde.

Desde el amanecer, hasta después de las 16:30 horas, Ríos solo ha ingerido una taza de café.


TRB_FACESA3

“Desde que salgo de casa voy viendo dónde están las broncas. Toda la ciudad necesita ser mejorada, sobre todo en visión”.


—No. Así, más maduro…más señor. Yo lo veo más guapo que antes… —decía una señora a su amiga el día de la toma de protesta de Tomás Ríos cuando esperaban en una cola para su abrazo.

En esta segunda oportunidad en la cabeza del municipio, este alcalde ha llegado anotando más de 32 mil votos a su favor con el Partido de Acción Nacional (PAN). Sin embargo, a palabras del investigador Ernesto Rivera, la derrota del Partido Revolucionario Institucional (PRI), no sería un mérito partidario panista.

—Creo que muchos ciudadanos ya se dan cuenta que si bien, los partidos políticos tienen su peso también son unas mafias —apunta—. Entonces, cuando ves a alguien que es decente y que conoces su trabajo pues le das el voto a la persona. Tomás mueve masas y si hubiera ido por otro partido habría ganado de igual manera.

El 27 de diciembre del año 2013, Guillermo Rivas Díaz, el ex alcalde de Córdoba, terminaba una entrevista “banquetera”, a los pies de un café local y un sujeto se acercó y tomó del brazo a un reportero para hacerle una pregunta.

—Disculpe, ¿quién era ese señor que entrevistaron? —cuestionó.

Es que el Presidente municipal saliente, se resistió siempre a un baño de pueblo. Así se mantuvo hasta que a puertas de su Informe de Gobierno, un trabajador suyo se percató de la ausencia de fotos para vestir una exposición sobre su trabajo. Casi 250 fotos para la muestra de sus 9 meses como alcalde suplente y en las que él aparecía tan solo 12 veces. Rivas es el ex alcalde de Córdoba que realizó 185 obras que muy pocos conocen y cuyo rostro la ciudadanía no lleva en el recuerdo.

¿Cuál es el secreto para que la popularidad no le robe el sueño a un alcalde?

—Hay una similitud entre ellos. Guillermo Rivas y Tomás Ríos son hombres de poca política y mucha administración —apunta el historiador Mario Martell Bazán—; pero lo malo es que Rivas no tuvo tiempo de poder desarrollar proyectos mayores aunque es un hombre de muy buenas intenciones.

Las buenas intenciones se replican, después que un niño nacido al inicio de la primera administración de Ríos Bernal ha cumplido ya, la mayoría de edad.

—Córdoba poco a poco ha ido cambiando desde esos años —agrega Martell Bazán—. Los retos que enfrenta el nuevo alcalde no son pocos, pero ahora hay más presupuesto para todo.

Tras tomar protesta el último día del año 1994, Jaime Tomás Ríos Bernal, habría preferido encomendarse a la virgen de Guadalupe porque la policía no podía hacer mucho por su seguridad. La ciudad era protegida por 290 agentes que no tenían radios para comunicarse. Peor aún: el presupuesto en el año 1995 era de menos de 30 millones de pesos, lo que el alcalde calificó como irrisorio y “raquítico” en un entrevista al final de su administración. Más aún: las armas de los oficiales no habían sido renovadas en mucho tiempo. Y no solo eso: Córdoba era resguardada por 290 policías que debían entrar apretujados en las únicas 2 patrullas que existían.

Solo en el año 2012, se encontraron 9 cadáveres en el Río Blanco de Córdoba. Hasta hace dos días, el resultado del 2013 fue de 21 cuerpos en el mismo punto.

Dos minutos antes de las 19 horas, el alcalde habla de la seguridad, un tema que en los sondeos ciudadanos, la gente siempre implora.

—Los tiempos han cambiado. En ese entonces (1995) nos faltaba experiencia y lo que queríamos era ordenar dentro de nuestra ciudad. Ahora creo que debe ser participativo —dice Ríos Bernal al recordar su negativa a la ‘policía intermunicipal’, proyecto piloto del Mando Único—. A mí me parece correcto que ahora haya una policía dirigida por personas preparadas y no por el presidente porque ese no es su trabajo ni está capacitado para ello. Creo que apoyando y fortaleciendo el Mando Único vamos a funcionar muy bien —culmina y parte a su segunda Sesión de Cabildo del año.

La última mirada antes de cerrarse la puerta de su despacho revela un detalle inusual. Todas las oficinas gubernamentales siempre exhiben la fotografía de Javier Duarte de Ochoa, el gobernador del estado de Veracruz de las líneas del PRI, en la pared principal. El cuadro en el que se enmarca el primer plano de la máxima autoridad veracruzana de cachetes mofletudos y lentes imperceptibles ha desaparecido de la cabecera del escritorio presidencial. En su lugar, la imagen a blanco y negro de un ferrocarril perdido en la historia de Córdoba.

¿Una cábala del alcalde del PAN o el ejercicio simbólico de destronar al adversario político del PRI?

*Lea los comentarios de este trabajo al final de la página*

11 thoughts on “UN DÍA CON ‘un ciudadano común’: Tomás Ríos Bernal

  • Felicidades, señor Fabricio. El texto nos refleja quién es Tomás Ríos y, sobre todo, rescata el cariño y simpatía que los cordobeses sienten por él. Muy buen trabajo.

  • LA VIDA POLITICA TIENE SUS CAMBIOS,UNA DE LAS ALTERNATIVAS FUE TOMAS RIOS BERNAL,MISFELICITACIONES 4 AÑOS PARA CONVERTIR A CORDOBA COMO DEBE DE SER,MI SUGERENCIA NOS FALTA OTRA VIALIDAD QUE SIRVA DE UN ANILLO PERIFÉRICO PARA CORDOBA,OTRA VIALIDAD SERÍA CONECTAR A CUAUHTEMOC PARA SALIR AMILLÁN Y EL PORVENIR,CON SAN RAFAEL CALERÍA,SALUDOS R.LEYVA C.

    • De hecho ayer se aprobó en Cabildo el proyecto de la Zona Metropolitana que contempla la continuacioón del bulevar Córdoba-Fortín hasta Cuitláhuac. Sin embargo, su propuesta es bastante interesante. Gracias por su visita señor Leyva.

  • MUY BIEN LAS VIALIDADES SON PRIMORDIALES Y SI SE CREA LA ZONA METROPOLITANA , LO PRIMERO QUE SE DEBE REALIZAR AMPLIAR EL BOULEVARD DE CORDOBA PEÑUELA DEL CERRO A LA VIA EN PEÑUELA , AHI ESTA EL NUDO GORDIANO DE LA CIRCULACION, Y SI SE HACE EL ANILLO DE CIRCUNVALACION DE CUAHUTEMOC A MILLAN Y HASTA EL PUENTE DE LA AUTOPISTA EN FORTIN SE HARIA LA MITAD DEL CIRCUITO POR EL RIO SECO , HAY QUE ECHARLE GANAS TODOS , FELICIDADES

  • Hola Fabricio:

    Llegó éste link por medio de un correo electrónico a la cual el título se me hizo interesante, al ingresar, me encontraba con la narrativa de algo más interesante: el primer día de trabajo del alcalde de nuestra ciudad donde se refleja el contexto de los nuevos cambios que hará el Sr. Ríos en su vida personal y el compromiso que tiene con toda la gente que le brindó toda su confianza en los comicios pasados.

    Si bien, en mi época infantil; me tocó vivir varios de los cambios que hubo en la ciudad en aquella época, convirtiéndolo en una de las figuras públicas de la ciudad más reconocidas por sus objetivos logrados en su pasada administración que todo por el historial político que tuviese.

    En éste año 2014, un año de cambios drásticos y significativos a la vez, se convierte en un reto bastante alto, deseando que su estructura laboral y todos los involucrados en ésta administración logren hacer de Córdoba una mejor ciudad.

    Te felicito por tu texto, te envío un afectuoso abrazo y deseando que tengas un extraordinario día.
    Saludos.

    ATTE:
    Ismael Illescas Ramírez

    • Hay algo particular en esta administración y es inusual: empezaron a elaborar proyectos con anticipación e hicieron que se soliciten mayores recursos para este año. Todo sin asumir el cargo aún.
      Estaremos al pendiente de cómo marcha ello.
      Muchas gracias por sus palabras Ismael y por su visita.

      Saludes,

  • A VECES NOS QUEJAMOS DE LOS TOPES,MI SOLICITUD ES PARA EL ‘DORADO’,PRINCIPALMENTE AV.2,HACE AÑOS LOS QUITARON PERO ES NECESARIO PONER REDUCTORES DE VELOCIDAD DESDE DONDE ESTÁ EL 7/24 HASTA LA CAPILLA,PORQUE PARECE AUTOPISTA,Y HAY PERSONAS DE LA TERCERA EDAD QUE ATRAVIESAN ÉSTA AV.PARA REALIZAR SUS COMPRAS,LE SOLICITO SE PONGAN ÉSTOS REDUCTORES DE VELOCIDAD

  • Saludos Fabricio, excelente texto, lectura fluida que antoja a terminar de leerlo.
    Bueno, referente a las expectativas del presidente municipal, considero son buenas; en su primera administración dejó positiva huella, muchas de sus acciones fueron grandes logros en la ciudad. Sólo esperemos que la zona metropolitana propuesta contemple el cuidado del medio ambiente,basándose en el crecimiento de una economía que parta de la sustentabilidad ambiental.

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *