NADA DEL OTRO MUNDO: el caso Assange

Julian Assange, cabeza de Wikileaks se encuentra asilado en Londres al interior de la embajada de Ecuador desde el 15 de agosto del 2012.  
Esta es una especie de línea de tiempo de los hechos que lo obligaron a solicitar el amparo ecuatoriano.


Julian Assange ha sido tildado en la esfera global bajo distintos conceptos. Se ha dicho de él que es un oscuro ladronzuelo de la intimidad ajena[1]; un luchador por el acceso y respeto a la información; un héroe de la libertad de expresión y; el causante de la tensión del conflicto diplomático que se generó entre Ecuador y Gran Bretaña. No olvidemos la serie de manifestaciones de apoyo alrededor del mundo y las murallas humanas frente a la embajada ecuatoriana en Inglaterra. Para no perder el norte, Assange se encuentra asilado como perseguido político, pero la denuncia que pesa sobre él es por abuso sexual.

El periodista Assange creó la página Wikileaks.org en diciembre del año 2006 para que mediante ese medio se puedan develar los secretos que el mundo tenía derecho a conocer siempre y cuando sean relevantes para la sociedad. El ejercicio era simple: quien tuviera en su poder información o acceso a ésta y que le pareciera pertinente, podía confiar su publicación anónima. El punto de la pertinencia no lo establecía nadie más que el grupo que conformaba el movimiento Wikileaks o el mismo Assange.

Así pues los primeros informes revelados causaron revuelo. En el año 2008, el periodista recibe una acusación penal por parte de un banco de Suiza, el Julius Baer, al haberse dicho que éste ayudaba a lavar dinero de sus clientes. La seguidilla de publicaciones continuaron hasta que llegó a manos de Wikileaks la primera información de algo sumamente escandaloso. Recibieron una serie de documentos desclasificados, militares y confidenciales de Estados Unidos. Muchos de estos eran pruebas fidedignas de abusos durante la guerra con Irak, pero aún cuando no fueron publicados de manera inmediata, se filtró el nombre del presunto informante: en abril de 2010, el soldado estadounidense, Bradley Manning, fue arrestado por esta acusación.

Wikileaks no podía esperar más tiempo. En julio de 2010, salieron a la luz 77.000 documentos militares de Estados Unidos. En Agosto del mismo año Suecia emite una orden de arresto contra el periodista por una denuncia de dos mujeres que lo acusaron de violación sexual. Assange negó los cargos y al mes siguiente publicó 400.000 informes militares de la guerra de Irak entre los años 2004 y 2009.

Luego de esto podemos establecer el punto de quiebre. En noviembre del año 2010 se publicaron 250.000 cables diplomáticos estadounidenses y un video que dio la vuelta al mundo. El material grabado fue capturado desde el interior de un helicóptero y mostraba a los pilotos disparando a civiles en Irak, conversando y burlándose de su mala puntería hasta lograr aniquilar a las personas.

Posterior a este informe, Assange se encuentra en problemas nuevamente: la fiscalía sueca formaliza una orden de arresto y solicita ayuda a la policía internacional para la detención del periodista. Cada publicación de Wikileaks parecía recibir como respuesta alguna acción en contra de su fundador. Así, a finales del mes de noviembre ocurren una serie de hechos que ponen en jaque la actividad del movimiento y del propio Assange.

Si cada intento de detención y acusación eran un golpe duro, cada publicación de Wikileaks era un gancho que resonaba a nivel mundial: el 28 de noviembre de 2010, aparecen más de 250mil cables diplomáticos de Estados Unidos en lo que ha sido considerado “la mayor filtración de documentos confidenciales de la historia” o famosos como los “cablegates”. Diarios de Europa y América colaboraron en su republicación local. Casi de manera inmediata, Wikileaks fue bloqueado. Buscaron otro servidor donde alojarse e intentar sobrevivir. El día 30 de noviembre, la Interpol inicia la búsqueda de Julian Assange por los cargos de presunta violación y agresión sexual.

Para diciembre del mismo año, Amazon, que era el servidor que sostenía a la página Wikileak, fue obligada a darle de baja. Joe Lieberman, legislador norteamericano, era quien estaba al frente de esta medida. Dos días después, legisladores de Estados Unidos, introdujeron y aprobaron un ley que fue denominada el “Acta Shield” que tipificó como delito federal la publicación de información clasificada. Lieberman fue nuevamente el abanderado de esta reforma que a todas luces buscaba intimidar las acciones de Assange.

Wikileaks, que hasta el momento sobrevivía de las donaciones de personas a nivel mundial, sufrió otro bajón o bloqueo. La cuenta de PayPal donde se recibían estas donaciones fue cerrada el día 4 de diciembre. El día 7 de septiembre de 2010, Assange se entrega en la comisaría de Scotland Yard para hacer frente a las acusaciones. Una semana después es liberado bajo fianza para pasar a un arresto domiciliario.

Las manifestaciones de apoyo a Wikileaks empezaron a hacerse más públicas. El ex banquero Rudolf Elmer, quien fue jefe de operaciones del banco suizo Julius Baer, uno de los primeros que fue denunciado por Assange, hace entrega de una lista de clientes, empresarios y políticos que habían evadido impuestos con ayuda del banco. Wikileaks publica el informe entregado por Elmer y este es encarcelado acusado de violar el secreto bancario.

El 24 de febrero un juez inglés aprueba la extradición del periodista Assange, pero fue apelada por otro colega australiano. Dos meses después, se publican 759 documentos clasificados relacionados con la prisión de Guantánamo en Cuba.

Julian Assange apareció el domingo 19 de Agosto en la ventana de la embajada de Ecuador, donde se encuentra asilado.

Julian Assange apareció el domingo 19 de Agosto en la ventana de la embajada de Ecuador, donde se encuentra asilado.

Uno de los ex socios de Wikileaks reveló la contraseña para acceder a los archivos de Wikileaks y Assange tuvo que tomar una medida drástica. Abrió todos los archivos clasificados, sin editar ni cubrir las fuentes que los facilitaron. Diarios alrededor del mundo retiraron su apoyo al movimiento. De esta manera el periodista no encontró respaldo y el 24 de octubre anuncia la suspensión de las operaciones de Wikileaks alegando problemas financieros por el bloqueo que sufrieron a sus cuentas en Bank of America, Western Union, Visa, Mastercard y Paypal.

Durante lo que quedó del año 2011 y los primeros meses de 2012, Wikileaks publicó correos electrónicos e informes de empresas de espionaje. Pero el 16 de abril Assange estrena su programa de televisión “The World Tomorrow”. En este, el periodista buscaría entrevistar a políticos alrededor del mundo y líderes de opinión para hablar de temas calientes que haya destapado el movimiento.

EL 30 de mayo, el Tribunal Supremo de Gran Bretaña aprobó la extradición  de Julian Assange a Suecia. El fundador de Wikileaks fue portada de muchos diarios a nivel mundial. ¿Habían vencido los denunciados por Wikileaks?, se preguntaban en los medios. ¿Había llegado la hora de Assange?

En un hecho sin precedentes, el 19 de junio, el funfador de Wikileaks, huye e ingresa a la embajada de Ecuador en Londres. Al interior, luego de los trámites respectivos, solicita asilo político al gobierno del presidente ecuatoriano Rafael Correa. Desde entonces, medios de comunicación acompañaron con su cobertura a las interminables vigilias que se dieron frente a la embajada por los simpatizantes de Wikileaks. Las noticias desde Inglaterra no dejaban de llegar. Los rumores de que las fuerzas especiales entrarían a sacar a Assange a la fuerza si este no se entregaba eran cosa de todos los días.

En Ecuador, los altos funcionarios del gobierno insistían en actuar con cautela. Cuando menos creían conveniente, esperar hasta el fin de los Juegos Olímpicos para hacer saber su decisión final. De este modo, el 15 de agosto, el gobierno ecuatoriano otorgó asilo político a Julian Assange. Luego de esta noticia, lo peor llegó casi al instante. En un anuncio oficial, el Reino Unido advirtió que ellos no otorgarían el salvoconducto para que el periodista pueda salir del país.

Desde esa fecha, Assange, director y fundador de Wikileaks se encuentra asilado en Londres al interior de la embajada de Ecuador. Lo peor no ha sucedido aún. La agonía parece será larga.


[1] Cfr. Vargas Llosa. En: http://elpais.com/elpais/2012/08/24/opinion/1345819181_800344.html

 

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *