Mi puré embalsamado

Cosas difusas de la vida // Gracias por exigirlo ´masosa´.
Un cuento de como será un mañana.
el mañana nunca llega…
todos los días es el mismo día.
el mismo día no se puede sonreir, como todos los días.

 

 


Son las 8 de la mañana.
Hace frío a pesar que la calefacción se encuentra al máximo. 
Mañana fría. Mala señal.
Aún no sale el sol. Ya no saldrá más a esta hora y no por el destino. Ya no se cree en el destino. //No más.
Es por el usual cambio de horario.

Me aseguro de bajar primero el pie derecho y es que no se creerá en el destino pero sí, en leyendas, brujerías, macumbas, cumbiambas y demás especias, como antes.

Hago dos llamadas necesarias. A la capital y a provincia con tu saludo afectuoso.

Visto bueno dado. Una nueva historia o un mejor final de temporada está por generarse. Lástima no te lo he contado. Lástima no has querido oírlo.
Las clases aquí, ya están por culminar.
Pronto tomaré el barco para partir.

La tarjeta regresa a su sitio. No la uso más.
El telefono se queda donde siempre.
En ningun lado. Él sí depende del destino que le forje. // Que no sepas que con un ¨Te Extraño¨ te envié el número indicado.
Mi ropa se descuelga por sí misma y encaja en mi.
Mis zapatos viejos y descolorídos se dejan alquilar. Tan solo una vez más.

Antes de salir, seco la última gota de Monster que cayó sobre la caja de cd, donde guardo el corazón.
Esa gota me hubiera otorgado una media hora más, en la madrugada, al esperar una señal. Señal del permiso para postular a una nueva vida. La última opción de ingreso. Llenaré mi formulario sólo.
Luego. // Con un polo celeste, sentado en una mesa al aire libre, fuera de  alguna casa que será destruida, luego.

Luego.

Al partir hacia la universidad para leer algo, decido previamente pasar por mi casillero prestado.
El bus siempre me deja ahí.
Cerca.
¨Ire todos los días por ´mi´ casillero…¨

Esto no tiene sentido, pienso.
Paso por la florería y compro un ramo de rosas.
Rosas de mano.
Aún me recuerda y sonríe el vendedor.
Ire directo a tu casa y te las daré. // Lo haré de rodillas.

Mejor no!
Tomaré valor más tarde e iré de madrugada para esperarte entre la neblina y la llovizna.
Entre el silencio macabro de la noche que pasara y los cantares de pitos guardianes. 

Con frío, tal cuál frío siento ahora mientras camino soñando y cuando bajes te besaré, te diré: Gracias.
Iré siempre y cuando, ya no tenga unas copas encima. Caminaré sobre el morro del parque pero bajaré despacio y sólo. Solo para volverme y  verte bajar con temor. 

Dormiré contigo en una forma de hacer extensos esos minutos junto a ti. De hacerlos eternos…
De recuperar los pasados y no vivídos. // Los que me has enseñado a adorar.

Te tomaré de la mano e iremos a nuestras fiestas preferidas.
Te llevaré el desayuno que le llevé a mamá y dormire en tu vientre. // Al sol.

** Mientras sueño despierto, apresuro el paso para ir a la universidad.**
Tomo un café y como una empanada de ají de gallina que la pido para llevar, solo para ver su preciosa caja.
Me detengo en la libreria junto. Veo algunos libros y lapiceros engreidos.

Parto. // Sigo soñando.

Hoy quiero mudarme. Hoy quiero olvidar mis ganas de humildad.
Hoy quiero vivir en el más alto de Husares.
Quiero poder ver lo que queda de verde a la distancia. // Haremos patria. 

Salgo de tu casa en el auto y doblando la cuadra siguiente, me detengo: un beso de moza.
Retorno.
Toco ¨de manera poco habitual.¨
Lo entrego: Te amo. //…mejor que lo devore otra persona, tal y como escrito estuvo…

Ya pesan la ojeras más, tanto más que una cartuchera con miles de historias y plagios por contar.

He llegado a la universidad. Paso por tu salón y aunque –como siempre conectados– nos miramos, el polarizado simplemente nos ilusiona.

Puedo seguirte en tu viaje.
Nuestro.

Algún día el mañana será tal cual y mejor.
Mejor aún.

…despierto!!! // no puedo dormir todavia // sigo esperando la señal
// más tarde, mañana podré ya, dormir //

Agregue un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *